lunes, agosto 13

De la ausencia y de ti

Lunes por medio compro doce rosas rojas. Voy a diversas florerías, ninguna me gusta del todo, pero siempre quiero lo mismo, doce rosas rojas. Dedico un buen rato a escogerlas. Comienzo por observar lo común, que el rojo es lo suficientemente fuerte, que los pétalos están firmes, que el verde es intenso, que el olor tiene la frescura adecuada. Luego tiene que gustarme y eso depende del ánimo. El otro día me di cuenta que últimamente me fijo en las espinas, entonces tomo la rosa y pongo la yema de mis dedos en las puntas, deben pinchar. Después palpo, cómo decirlo, la piel de la espina y espero que sea suave. Lo que me impresiona es que pese a la violencia de la cima, la piel puede ser grata al tacto, de hecho, puede ser de lo más suave que uno logra encontrarse. Si se las han cortado, me parece que más vale ir a otro lado por ellas. Me demoro mucho más en seleccionar una sola flor que en llegar a donde quiero llevarlas.

Más tarde -harto más-, cruzo el umbral de tu departamento, cargado con doce rosas rojas. Te grito ¡feliz cumpleaños! y me agradeces sin prestar mayor atención al ramo, intentando ocultar la decepción; que muchas gracias, que las flores están bien o que soy tan romántico, me dices, pero el asunto es que lo dices escondiendo una desazón, como si faltase un mejor regalo de cumpleaños, como si las flores no fuesen suficiente. Me hago el desentendido o contesto al agradecimiento con cortesía o no acuso recibo de tus expectativas y procedo a buscar los jarrones con las rosas marchitas de hace dos semanas; cambio el agua, separo el ramo en mitades y ubico 6 rosas en cada jarrón, los pongo sobre la mesa del living y finalmente conduzco tu silla hasta que puedas verlo todo arreglado. Te pongo frente a la escena y pasan algunos minutos antes de decirme algo, que están lindas o que soy muy romántico nuevamente o alguna otra cosa, te acerco un poco más, bajo uno de los jarrones para que puedas olerlas, respiras y me miras con esa sonrisa silenciosa que yo conozco tan bien. Entonces sé que recordaste, sé que volvió a ti ese amor a muerte por las rosas rojas.

Download http://cce.uchile.cl/~cemda/canciones/estacancion.mp3

10 comentarios:

Juan José Lizama Ovalle dijo...

Es que no puedes resistirte a dejar un comentario conchadetumadre!!!!.... qué crees tu?

$ dijo...

¿Qué significa esto?

Juan José Lizama Ovalle dijo...

Jajajaja.. nada en especial... es para mí mismo...
Salu2
JJ

Victor dijo...

socio,
a mi me pasa eso con el queso,
de tanto comer queso ya le perdi el gusto.
lo mismo que la palta.

quiza a la mina de tanta rosa semana por medio le dio lo mismo que a mi.

la desazon debe ser .. la misma wea otra vez?

lo q es importante para uno no necesariamente es importante para otro.

tu mina quiza espera un anillo.

y para aclarar el comentario de la virgen... 2 cosas:
1. a mi ya no me queda claro que la virgen sea virgen..
si por ahi dicen que jesus tuvo hermanos y que no fue fecundado por obra y gracia del espiritu santo.
2. es el viejo chiste de mis compipas ciclistas y que subiamos por el cerro, que las virgenes son las de 13 pa abajo y la que esta en el cerro.
simplemente eso era mi coment.
espero valga la aclaracion.
en resumen : fue culpa mia no tuya.

$ dijo...

la virgen es una estatua hasta donde yo sé.

el chiste me parece de mal gusto.

la culpa es un asunto tan católico.

el anillo no viene a ese dedo.

¿de quién será la culpa esta vez?

mia

H.H. dijo...

"Eres tan romántico"....
viniendo de una voz desconforme suena casi a insulto.
Un conocido (bastante básico) me decía que las mujeres nunca se conforman con nada, y que tienes que llegar siempre con más y más cosas nuevas para poder sorprenderlas.
Le doy gracias a las mujeres... porque nos mantienen en forma

Un abrazo

pd: Siento la demora. Ya escribi de nuevo así que visitame y espero me pongas en tu lista de amis de tus amigos. Esta vez no demoraré en mis escritos

Ekia dijo...

Me encanta ese tema!
saludos

Ekia dijo...

no lo sabia.
no escucho sanz......
:)

Ekia dijo...

la bajare jaja

nicoelvilla dijo...

ayer lei gran parte de tu blog, voy a ver si termino de leerlo completamente
un saludo!