jueves, agosto 23

Esto es mentira

Ella sí que tiene las ideas claras. Por fin. Ayer me pasé el día hablando estupideces y hoy ella ha aparecido con algo que me sacó del pantano. No voy a poner por escrito qué, no puede ser precisado con exactitud o no tengo idea de qué demonios se trata. Lo que sé es que todo ha ido mejor de lo que esperaba y, también, sé que resultaría estéril reducirlo a inteligencia o comprensión o cualquier otra característica. Creo que esas palabras fallarían en comunicar lo que trajo consigo esta tarde.

Otro caso es A. Nos encontramos hace un par de meses y después no he vuelto a verla. A menudo dice, por teléfono o por carta, sentir algo muy fuerte por mí, pero jamás se mueve lo suficiente para que lleguemos a vernos. Me aterra cuando lo propone, me desencaja enteramente porque sería tan feliz (inexplicablemente) si pasara un rato con ella y, al mismo tiempo, no soporto lo probable que es quedarme esperándola, cagado de miedo porque no aparece, nuevamente en el descampado, en ese desierto de mierda en que todos alguna vez hemos estado. Cada vez que llego a eso vuelvo a entender estrictamente los hechos.

Escribir es tan mentiroso como puede ser el discurso de una persona.

Por ejemplo la lluvia cayendo sobre Park Avenue en la Nueva York de abril del 79, Mary y Capote se dan una vuelta por los departamentos vacíos. Yo siento como si caminara también por ahí, disfruto cada vez que lo leo. En cambio, cuando me habla de las fincas de Kentucky, no hay caso, por más intensidad que ponga en el ejercicio -y en su caso sí que pone vigor en ello-, termina por convertirse, como dijo F. el otro día, en una masturbación, en un acto onanista de TC y sus propios pensamientos.

No es azaroso el uso de esa metáfora sexual, me parece que se puede sentir placer escribiendo tal como rozando el suave pecho de una amante. Eso es un riesgo. Masturbarse con mentiras es una cosa de locos.

Pero ojo, un simple hecho: a más de alguno le gustaría ver la masturbación de una mujer. Me refiero a que bajo cierta exigencia estética, el asunto podría funcionar.

Aunque yo no pondría las manos al fuego por eso.

Download http://www.demian.cl/canciones/sowingtheseed.mp3

9 comentarios:

Vic dijo...

hola...

Acabo de leer tu respuesta a uno de mis posteos, y quiero aclarar algo sobre mi supuesto lapsus en el ultra resumido curriculum de Claudio Borghi...

lo que escribi sobre Bichi Borghi específicamente:

"fue campeón del mundo, en Italia"

me refería a que había sido campeón de una liga italiana (con AC Milan)...tal vez no se entendió lo escrito, pero a mi en ese momento me pareció bien claro.

Saludos...


V.

valeria dijo...

¿Y cómo es masturbarse con verdades?

$ dijo...

lo has intentado?

Conti dijo...

acabo de ver tu msje.
y me parece que ese no debería ser un comentario para los blogs.
quizás este tampoco.
son las 2 de la mañana

$ dijo...

felicidades, ¡eres el comentario número 200 de este blog!

Alvaro Magaña Tabilo dijo...

masturbarse, un habito como cualquiera con consecuencias domésticas dignas de Nova o Confort, como siempre se hace lo que se puede cuando no se consigue lo que se quiere

Cpunto dijo...

y claro, también podría masturbarse uno a causa de las mentiras,

Anónimo dijo...

Oye, no he leido tu texto porque no me gusta leerlos, solo quiero saber de tí.
Jóse.

mahatu dijo...

saliste a bailar a la calle?