miércoles, diciembre 6

Hollywood

Muchos caen muertos, derrotados por el fuego enemigo, hasta a mi me han alcanzado en un enfrentamiento. No es nada, no te preocupes, mis heridas sanarán mucho antes de que alcancen a dolerme. Las mañanas son lo más díficil, despertar amor, solamente para sentarse en las trincheras e intentar dar muerte a unos cuantos, no sé como llegué a esto. Es tan rutinario, tan predecible: su ataque siempre decae al atardecer. Yo me siento a descansar entonces, viendo en el horizonte los pastizales anaranjados, escucho la canción que me diste y miro a mi alrededor como si fuese distinto, como si estuviese una vez más entre las sábanas de mi cama, un domingo cualquiera. Te tengo conmigo nuevamente, desnuda bajo mi polera verde, respiras en mi hombro, cuidando por poco ese último sueño que yo en un capricho habría de quitarte. Una brisa me despeja, me doy cuenta de que sigo en este país lejano y, aun aquí, soy feliz. Me alegro por haber estado al lado tuyo en esos momentos. Que manera de entender amor, que forma más elocuente de enseñarme: son esas cosas que parecen nimias, esas felicidades momentáneas e intensas, las que hacen que todo el resto valga la pena. Así corre el tiempo entre metrallas, así te anhelo en silencio amor mío.

5 comentarios:

mademoiselle_x dijo...

toc toc!...
Y usted, que bien, me gusto, que curioso en chile vivia en la calle observatorio.
saludos
j

(sickboy, rescatable personaje)

$ickboy dijo...

¿donde queda esa calle?

sería bueno conocerla

ginevra dijo...

"Un amor cegado...
Frio...


Imposible...


-paz"

diegocollado dijo...

Hola, Sickboy (no sé si quieres que diga tú nombre aquí), que bueno que estés bien, lamentable lo de Electrotecnia, ese ramo es doblemente difícil, porque es difícil y fome, lo cual lo hace peligrosisimo.

Yo estoy muy bien, me quedo hasta mayo, y me voy a Italia del 22 de Diciembre al 9 de enero para pasar las fiestas allá, a la casa de un amigo, en Piacenza. Me conseguí una pega de repartidor de panfletos para una pizzaría aquí, con lo cual la economía me da bastante bien para quedarme, y así tengo más tiempo para ver si cierro algún trato con una empresa chilena para trabajar y hacer mi tesis, cosa que estoy en conversaciones.

Además te cuento que estoy feliz con Petra, una checa maravillosa y hermosa, de la cual ya te había hablado, te cuento aquí porque mi blog puede que lo lea gente de acá y ella tiene novio en este momento en su país, por lo que no quiere que haga pública por internet nuestra relación, de hecho es piola acá, muy pocos saben.

La vida es buena aquí, hay gente de todo el mundo, la universidad es más relajada, aprendo idiomas, harto tiempo libre, hartas fiestas, bonitas mujeres, y me he hecho muy buenos amigos. Lo peor aquí es que el clima es una mierda, poquísima luz y se hace de noche a las 3 de la tarde, recuerdo el buen sol chileno y me dán ganas de estar allí por un rato, una buena y luminosa mañana de verano. Aquí el sol alumbra mucho menos. Por estos días ya está terminando el semestre y muchos vuelven a sus casa, por lo que hay una mezcla de pena, nostalgia y alegría para disfrutar lo último que queda, +- el 22 todos se van, y algunos como yo nos quedamos. Petra lamentablemente es una de las que se va, y así también buenos amigos.

Que bueno lo de la Vale, a ver si la conozco al volver.

Que estés muy, Sickboy, y espero que hablemos pronto por Skype, un abrazo.

Lin dijo...

" esas felicidades momentáneas e intensas, las que hacen que todo el resto valga la pena"

creo haber sentido esa frase dando vueltas en mi cabeza loca alguna vez.
Suerte, un abrazo.